Lagartos y monjes recibirán a Obama en Tailandia (Fotos)

Pondrán la nota exótica a la visita que el presidente reelecto de Estados Unidos hará mañana domingoa ese país

Murales como el de la foto adornan las calles de Tailandia ante la llegada del presidente.

Murales como el de la foto adornan las calles de Tailandia ante la llegada del presidente.

Foto: AP/Gemunu Amarasinghe
PUBLICADO: EST Nov 17, 2012 10:43 am EST

Bangkok - Lagartos de hasta dos metros pero inofensivos, monjes budistas y vendedores ambulantes pondrán la nota exótica a la visita que el presidente reelecto de Estados Unidos, Barack Obama, hará mañana domingo en Tailandia.

El equipo del servicio secreto llegado de Washington se alarmó al ver a varios varanos acuáticos campando a sus anchas en la sede del Gobierno tailandés, donde Obama se reunirá con la primera ministra, Yingluck Shinawatra, según el diario "Bangkok Post".

Los confundieron con sus feroces primos, los dragones de Komodo, pero los funcionarios tailandeses les explicaron que estos reptiles son criaturas pacíficas.

Es habitual ver varanos en torno a la sede gubernamental, donde llegan por los canales que rodean al palacio, y también en varios parques y otras zonas de Bangkok, incluido el recinto de la Embajada de Estados Unidos.

Dotados de patas robustas y fuertes garras, estos reptiles corren tan rápido como una persona en trayectos cortos aunque normalmente prefieren ir a paso lento.

Varios cañones de principios del siglo XX también atrajeron la atención de los agentes, aunque comprobaron que ahora sólo sirven como objetos decorativos.

Durante esta semana, personal de seguridad y de la Embajada han calibrado al detalle los posibles peligros que puedan surgir durante el paso de la comitiva del mandatario estadounidense, que estará protegida por francotiradores apostados en los edificios.

Tras aterrizar en el aeropuerto de Don Muang, Obama se dirigirá a la sede del Gobierno, donde le esperará la secretaria de Estado, Hillary Clinton, y juntos se dirigirán al hospital Siriraj, donde mantendrán una audiencia con el monarca, Bhumibol Adulyadej.

Cenarán con la primera ministra en la sede del Gobierno y, después, mantendrán una reunión con cerca de 600 empleados de la Embajada estadounidense en la Universidad de Chulalongkorn.

A lo largo del domingo, Obama visitará el templo Pho del Buda reclinado, donde los monjes se esmeran para dar un buen recibimiento al presidente, y ante los lamentos de los vendedores ambulantes que se quejan por la pérdida de clientes que les supondrá el corte de las calles.

Tres religiosos acompañarán al mandatario en Wat Pho, que será vaciado de turistas e iluminado con velas en honor de la visita que durará algo menos de una hora y se producirá entre estrictas medidas de seguridad.

"También será una buena oportunidad para introducir el templo y el budismo tailandés al mundo", afirmó Udorn Kanarak, uno de los monjes de Wat Pho.

Obama recorrerá el recinto construido hace 230 años y sede también de una de las mejores escuelas del famoso masaje tailandés, aunque no está claro si el presidente tendrá tiempo para someterse a una sesión de esta terapia tradicional.

Los tailandeses están acostumbrados a que les corten las calles cada vez que pasa una comitiva real, pero los vendedores ambulantes en torno al templo se quejan de que les han informado de que serán desalojados de las calles adyacentes durante todo el domingo, su principal día de negocio.

"No estamos en contra de Obama, pero queremos que organicen bien el tráfico para que podamos vender antes o después de la visita", dijo Pon, una vendedora ambulante de 38 años.

Explicó que los domingos gana unos 3.000 bat (unos 97 dólares o 76 euros), tres veces lo que consigue un día entre semana.

Un conductor de tuk-tuk, el popular motocarro utilizado como taxi en Tailandia y otras partes de Asia, lamentó que vayan a cortar la calle durante todo el día.

"Todavía podríamos ganar algo si las autoridades garantizaran la seguridad y nos permitiesen volver cuando se haya marchado", manifestó.

Al final de la larga jornada, Obama podrá descansar en el lujoso hotel Four Seasons en el corazón comercial de la capital tailandesa.

El lunes, se desplazará con su comitiva hasta Birmania (Myanmar) y a partir del martes participará en la cumbre de Asia Oriental en Phnom Penh, la capital de Camboya.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Close Ad