Se aplaza de nuevo el juicio de Víctor Treviño en Houston

Víctor Treviño (izq.), constable del Precinto 6 del Condado de Harris, y su abogado Chip Lewis.

Víctor Treviño (izq.), constable del Precinto 6 del Condado de Harris, y su abogado Chip Lewis.

Foto: Gustavo Rangel / RUMBO
PUBLICADO: EST Jan 9, 2013 5:05 pm EST
El constable del precinto 6 del Condado de Harris, Víctor Treviño, se presentó en la corte criminal 351 del juez Mark Ellis, en Houston, el miércoles 9 de enero pero por segunda vez consecutiva su caso fue pospuesto y no será hasta el 13 de febrero que el juicio en contra del funcionario podría comenzar. Fuentes cercanas al caso le dijeron a RUMBO que el juicio de Treviño se reprogramó de nuevo porque el abogado del constable, Chip Lewis, pidió más tiempo para analizar uno de los testimonios presentados al gran jurado que el pasado noviembre encontró suficiente evidencia para entablarle cargos penales al funcionario. Lewis y los fiscales se reunieron en la corte de Ellis por unos 30 minutos para dialogar sobre el siguiente paso que se daría, mientras que Treviño se encontraba sentado en un rincón donde las cámaras de los medios no podían captarlo. Treviño se encontraba esperando a que las puertas de la corte se abrieran a las 9 am, pero cuando se dio cuenta de que los medios comenzaron a llegar al lugar dejó de leer su periódico, se levantó de la banca y se metió a un cuarto. El constable no ingresó a la corte como las demás personas, ya que lo hizo por una puerta lateral, así que cuando se abrieron las puertas principales Treviño ya se encontraba adentro sentado en un sector donde era imposible que las cámaras lo captaran. Treviño, cuando salió de la corte acompañado por Lewis, no quiso dar comentario alguno pero su abogado volvió a recalcar que su cliente no renunciará a su cargo mientras se defiende de las acusaciones que enfrenta. El constable Treviño se encuentra acusado de cuatro cargos penales luego de que una investigación encontró irregularidades en el manejo de una organización sin fines de lucro que dirigía el funcionario. La investigación que duró 14 meses reveló, según los fiscales, uso indebido de aportaciones financieras, abuso de las funciones de su cargo oficial y dos cargos de alteración de registros gubernamentales. Treviño, que lleva más de 25 años en su puesto, enfrenta 10 años en cárcel y una multa de $10,000 dólares si es encontrado culpable del cargo de uso indebido de aportaciones financieras y seis meses a dos años en cárcel y una multa de $10,000 en los otros cargos si es encontrado culpable.
Agrega un comentario

MÁS NOTAS