Un pacto de hermanos para ser campeón de boxeo

Miguel Flores fue firmado por Golden Boy y busca cumplir el sueño fraternal de ser campeón de boxeo

El pugilista houstoniano Miguel Flores ahora es boxeador de Golden Boy Promotions.

El pugilista houstoniano Miguel Flores ahora es boxeador de Golden Boy Promotions.

Foto: Gustavo Rangel / RUMBO
PUBLICADO: EST Feb 20, 2013 5:20 pm EST
Cuando el pugilista Miguel Flores no tiene ganas de levantarse en las mañanas para ir a correr solamente le basta pensar un instante en el pacto que tiene con su hermano Benjamín para ponerse sus tenis y salir a las calles del barrio Northside a comenzar su día de entrenamiento. La motivación de Flores es grande y es que desde aquella noche del 3 de abril de 2009, cuando todo cambió y se selló un pacto entre hermanos, la lucha de Miguel por no fallar es diaria. Su hermano mayor Benjamín logró llegar a pelear ese año (2009) por el campeonato de la NABF contra Al Seeger, era la oportunidad que había estado esperando para poder seguir adelante con su sueño de ser campeón mundial de boxeo. Miguel compartía la felicidad de su hermano y ambos trabajaban duro en el gimnasio porque querían ser campeones del mundo, como los hermano Ruelas o los hermanos Márquez. Sin embargo, esa noche el destino les jugó una cruel jugada. Benjamín recibió un fuerte golpe en el primer asalto que a Miguel se le hizo fuera de lo común porque se notó que lastimó mucho a su hermano. La pelea siguió y Seeger tomó la ventaja pero Benjamín con mucho corazón se metió a la pelea en el séptimo round y parecía que iba a regresar para ganar. En el octavo episodio a Benjamín de repente se le notó desorientado y se tambaleó tratando de regresar a la esquina. Seeger aprovechó el momento y conectó a Benjamín tres veces antes de que el referí parara el combate. Pero el daño ya estaba hecho. Benjamín se desmayó y fue llevado de emergencia a un hospital de Dallas. En la ambulancia viajaba Miguel orando por que su hermano se recuperara. Pero no fue así: Benjamín murió cinco días después de un derrame cerebral. Sus padres tuvieron que tomar la dura decisión de desconectarlo de los aparatos que lo mantenían respirando. "El corazón de Benjamín seguía latiendo pero los doctores nos dijeron que eso era nada más porque estaba muy fuerte por ser atleta", recordó Miguel. Esa noche Miguel le prometió a su hermano que seguiría adelante con el sueño que compartían y que cuidaría al hijo de 10 meses que dejaba Benjamín. "Le prometí a mi hermano que no me iba a rajar, que iba seguir adelante, lo hice esa misma noche. Mucha gente pensaría que yo me iba a alejar del boxeo por lo que pasó, pero no, nuestro sueño es más grande que el miedo y voy a hacer todo lo posible para cumplirlo", dijo Flores a RUMBO en una entrevista exclusiva. "Cuando quede campeón voy a mirar al cielo para dedicárselo a Benjamín", agregó. Miguel dio recientemente un paso muy importante en lograr su misión luego de que la promotora Golden Boy Promotions lo firmó para ser parte de su establo. "Fue una muy buena noticia porque llevaba casi un año que no peleaba por unas lesiones que sufrí en las manos, pero ya estamos recuperados y si Dios quiere voy a debutar como peleador de Golden Boy Promotions este marzo", agregó el pugilista de 20 años, originario de Morelia, Michoacán. Miguel debutó como profesional a los 17 años, 101 días después de la muerte de su hermano, y ha logrado llegar a 10 victorias sin conocer la derrota dentro de la categoría de los plumas. Flores nunca ha tomado el camino convencional y no le preocupa que no tenga por ahora un nombre como pudieran tenerlo los boxeadores que estuvieron en la Olimpiadas. "En los gimnasios hay boxeadores muy talentosos que merecen la oportunidad y que no necesariamente tuvieron largas carreras como amateurs. Yo me considero uno de ellos y espero mostrarme en el ring muy pronto", explicó Flores, que se graduó de la preparatoria Sam Houston en el Northside. El plan de Miguel y su manager Luis Decubas Jr. es hacer varias peleas en los seis rounds y después buscar un campeonato juvenil o de una pequeña organización antes de dar el salto a las "grandes ligas". Desde que saltaron a la fama los houstonianos Juan 'Babybull' Díaz y Ricardo Rocky Juárez no ha surgido otro pugilista de la Ciudad Espacial con la categoría para ir en busca de campeonatos mundiales, pero Miguel Flores planea ser el próximo.
Agrega un comentario

MÁS NOTAS