La necesaria expansión de Medicaid

Jesús Del Toro, director editorial de RUMBO - ImpreMedia.

Jesús Del Toro, director editorial de RUMBO - ImpreMedia.

PUBLICADO: EST Feb 21, 2013 12:01 am EST
Tras la entrada en vigor de diversas disposiciones de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio, la mayoría de los estados de la nación se han sumado a la expansión del programa Medicaid, que ofrece seguro de salud a la población de bajos ingresos. La mayor parte de los recursos para pagar esa expansión, que permitiría sumar a 1.5 millones de personas en Texas a Medicaid, saldría de fondos federales, y sólo una fracción de las arcas del estado. Sin embargo, los republicanos que controlan el ejecutivo y el legislativo estatales, con el gobernador Rick Perry a la cabeza, se han negado a aceptar la participación de Texas en la expansión de Medicaid. Alegan que ese programa padece problemas prácticos que lo hacen insostenible y por ello sería contraproducente ampliar un esquema roto. Sin embargo, dado que la fuerte entrada de recursos que supondría la participación de Texas en la expansión de Medicaid ($100,000 millones en fondos federales en 10 años, con una inversión estatal de $15,000 millones) sería un factor extraordinario para su mejora, las objeciones de Perry en este sentido pierden sentido, máxime cuando el estado en sí parece carecer de los recursos para atender por sí mismo el grave problema de que 23% de la población de Texas no tenga seguro médico. Así, las razones resultan ser más ideológicas y políticas: el rechazo republicano a la injerencia federal en el ámbito estatal y a la expansión de programas sociales, y la oposición a ultranza a Barack Obama. Pero los beneficios generales que producirá la ampliación de Medicaid deben vencer esos prejuicios. Y varios gobernadores republicanos apoyan ya la ampliación del programa. La población y la economía de Texas necesitan un Medicaid ampliado, y es la mejor alternativa disponible.
Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Close Ad