Houston Dynamo rescata emotivo empate en Playoffs

El Dynamo empató en Houston a dos goles la ida de las semifinales de Conferencia del Este de la MLS, luego de que Nueva York se puso 2-0 arriba.

El Dynamo celebra la anotación de Omar Cummigs que empató el partido a dos goles en tiempo de compensación.

El Dynamo celebra la anotación de Omar Cummigs que empató el partido a dos goles en tiempo de compensación.

Foto: Jesse Maldonado / RUMBO
PUBLICADO: EST Nov 3, 2013 6:51 pm EST

En medio de un ambiente emotivo y electrizante en el BBVA Compass Stadium, el Dynamo de Houston se recuperó de forma dramática luego de estar abajo en el marcador 0-2 para empatar a dos goles con el Red Bull de Nueva York este domingo 3 de noviembre en el partido de ida de las Semifinales de la Conferencia Este de los Playoffs de la MLS.

Lo que parecía una serie definida en el primer tiempo del partido fue rescatada por un equipo naranja que nunca se entregó y luchó hasta el final ante un complicado equipo neoyorquino. El empate le permite al Dynamo llegar con posibilidades de poder dar la sorpresa en la Manzana Grande el próximo miércoles  6 de noviembre (7 pm) donde se jugará el partido de vuelta.

El partido comenzó con ambos equipos notablemente tensos ya que en los primeros diez minutos ninguno quiso arriesgar demasiado y prefirieron protagonizar una dura batalla por el dominio del partido en el medio campo, lejos de sus arcos.

Pero después de los primeros diez minutos fue el Dynamo el que comenzó a meter a su rival en su propio campo con su buen toque de balón, aunque también quedaba la sensación de que los visitantes estaban conformados con dejar que los houstonianos los atacaran para luego buscar agredirlos en el contragolpe con su capitán, el francés Thierry Henry.

El Red Bull complicó mucho el ataque de los naranja con su buen orden en el sector defensivo que no le permitía a los creativos de Houston, Boniek García y Brad Davis, encontrar la profundidad necesaria para inquietar al portero del Red Bull, Luis Robles.

Henry ya varias veces había metido algunos pases venenosos al área del Dynamo y era notorio que cada vez que el exjugador de la selección francesa tocaba el balón causaba problemas para los naranja. Fue precisamente este experimentado veterano el que iba a generar la jugada de gol que le daría la ventaja al Red Bull.

En el minuto 22 Henry recibió la pelota por el costado izquierdo y poco antes de llegar a la última línea cruzó un centro milimétrico para que se elevara el delantero Tim Cahill entre los defensas del Dynamo Corey Ashe y Eric Brunner, que nada pudieron hacer para evitar que Cahill cabeceara la pelota al fondo del arco ante la mirada del arquero Hall y los miles de aficionados que lamentaron el momento al ver que el balón acarició las redes, 0-1.

Con el gol a su favor el Red Bull comenzó a ser más peligroso porque se fue en busca de la segunda anotación cuando el Dynamo estaba tratando de asimilar el golpe del gol en contra y lo consiguió al minuto 32: el mediocampista Eric Alexander se escapó por la banda derecha con balón dominado e ingresó al área donde llegó a cerrarlo Brunner, pero Alexander con un quiebre dejó fuera de la jugada al zaguero y remató a quemarropa ante la salida de Hall, que nada pudo hacer para evitar la caída de su portería por segunda vez, 0-2.

En la segunda etapa el Dynamo salió obligado a buscar el gol y adelantó sus líneas para conseguirlo. La apuesta del entrenador Dominic Kinnear, que le tocó dirigir desde un palco por la suspensión de un partido que estaba cumpliendo, le dio resultado al minuto 50. En un mal despeje defensivo del Red Bull el volate del Dynamo Ricardo Clark recibió la pelota al borde del área grande donde bajó el esférico  con el pecho y sacó un violento disparo de pierna derecha que dejó a Robles vencido.

Con la anotación el BBVA se prendió y contagió de ánimo a los naranja, que se fueron con todo en busca del empate. Kinnear mandó al terreno de juego al delantero Omar Cummings por Giles Barnes y el cambio le dio resultado, ya que en una jugada al minuto 65 el defensa del Red Bull, Jamison Olave, le cometió una falta por atrás a Cummings y se ganó la tarjeta roja directa.

Con un hombre más Kinnear mandó a la cancha al veloz mediocampista Andrew Driver por Warren Creavalle, ya jugándose el todo o nada.

Nueva York se dedicó a defender su ventaja pero batallaba para evitar que Houston llegara con peligro una y otra vez. En el minuto 78 parecía que se empataba el partido en un tiro de esquina que cobró Davis pero el cabezazo de Brunner se fue por el costado del arco de Robles ahogando el grito de gol que ya estaba listo para escaparse de los pechos de los aficionados naranja. Driver también dejó escapar otra buena oportunidad, su disparo se fue abierto de la portería neoyorquina al minuto 81.

En los últimos cinco minutos el Dynamo buscó conseguir el ansiado empate y lo consiguió con un gol de Cummings en tiempo de compensación. El atacante naranja empujó un balón al fondo de la portería, que quedó bailando en el área chica del Red Bull desatando a la vez la euforia en las tribunas.

Houston se fue en busca del tercero pero el tiempo se le acabó y ahora tendrá que buscar dar la gran sorpresa en talla de visitante el miércoles.

 

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Close Ad