Houston abre 'centro de sobriedad' para borrachos

El nuevo centro en Houston albergará personas borrachas detenidas en la calle (no conductores) en vez de llevarlos a la cárcel, mientras se les pasa la borrachera.

El nuevo centro en Houston albergará personas borrachas detenidas en la calle (no conductores) en  vez de llevarlos a la cárcel, mientras se les pasa la borrachera.

El nuevo centro en Houston albergará personas borrachas detenidas en la calle (no conductores) en vez de llevarlos a la cárcel, mientras se les pasa la borrachera.

Foto: Gustavo Rangel / RUMBO
PUBLICADO: EST Mar 8, 2013 9:26 am EST
El Municipio de Houston le dio apertura a un 'centro de sobriedad' que tiene el propósito de disminuir la cantidad de personas que son encarceladas por intoxicación pública. Según cifras de la Policía y el Municipio de Houston, los costos por encarcelar a personas que son arrestadas en estado de ebriedad y procesadas en el sistema de cárceles es demasiado alto. El centro, que fue construido en una bodega de las instalaciones del albergue Star of Hope sobre la calle Ruiz, al este del centro, tendrá un costo anual de $353,000 para operarlo y se invirtieron $4 millones en su construcción. “El costo anual por procesar en las cárceles a personas que fueron detenidas por haber estado ebrios le cuesta a los contribuyentes $6 millones anuales”, dijo Annise Parker, alcaldesa de Houston. “El centro servirá para que personas ebrias puedan pasar el tiempo necesario en este lugar y así se les baje lo borracho y no sean un peligro para otros o ellos mismos, sin tener que ser encarcelados”, agregó la alcaldesa. El centro cuenta con 84 camas y solamente personas que son arrestadas en la vía pública serán llevados y procesadas por los oficiales en este lugar. Conductores que sean detenidos en estado de ebriedad no serán trasladados a este centro, estos serán arrestados y llevados a la cárcel por estar conduciendo bajo la influencia del alcohol. “Otro de los beneficios de este centro de sobriedad es que los oficiales que están patrullando las calles no van a perder tanto tiempo procesando personas ebrias en la cárcel, en el centro solamente llenarán un hoja y dejarán al individuo que detuvieron para así regresar en un corto tiempo a las calles para seguir patrullando”, explicó Charles McClelland, jefe de Policía de Houston.
Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Close Ad