Derbez sin instrucciones

Por: Gustavo Rangel / RUMBO

PUBLICADO: Aug, 23, 2013 12:00 am EST


La carrera del artista mexicano Eugenio Derbez ha estado repleta de éxitos, pero su nueva película Instructions not Included (llamada en español No se Aceptan Devoluciones) es el más importante trabajo que ha realizado en toda su vida. No es para menos, el actor, comediante, escritor y ahora director se entregó por completo a su obra.


"Es que es por mucho el trabajo al que más tiempo le he dedicado, al que más le he cuidado, al que más me he entregado. Estoy tan emocionado en enseñarle este producto al mundo porque me ha llevado muchos años de mi vida. He dejado mi vida personal por entregarles este proyecto", dijo Derbez en una entrevista con RUMBO.


La película, que se estrena el 30 de agosto, cuenta la historia de un soltero alegre y mujeriego de Acapulco, Guerrero, México. En un abrir y cerrar de ojos ve su mundo alterado cuando una de sus amantes llega a su puerta con una bebé y le dice que es su hija. La mujer engaña a Valentín (personaje de Derbez en la película) y le deja a la niña. El soltero, que también tiene un trauma inculcado por su padre de ser valiente, decide ir en busca de la madre a Los Ángeles, California. En el camino se enamora de su hija. Al no encontrar a la madre, Valentín por muchos años lucha para cuidar a su hija y sacarla adelante sin importar los riesgos o retos que se le crucen en un país que el desconoce.


La historia es fresca y combina de forma genial un mundo de fantasía, comedia, culturas y temas delicados. Entre lo más sobresaliente de la película fue ver cómo Derbez pudo fusionar el 'pop culture' de dos países tan distintos donde pudieron coexistir como lo han hecho 'La India María' y la actriz Angelina Jolie.


Derbez cruzó la frontera en esta película, pero también logró unir a los dos países en una historia original y conmovedora.



¿Cómo fue tu experiencia como director en esta película?


Muy difícil. No creo que sea lo más recomendable que en la primera película que haces como director también actúes porque es un doble trabajo. Es un reto, la verdad sin querer me puse muchos obstáculos porque de por sí es difícil dirigir una película mucho más actuarla, dirigirla y aparte trabajar con niños. Casi toda la película trabajé con niños. Es muy difícil dirigir niños y animales entonces tengo como la peor mezcla de la vida para empezar una película como director. Sin embargo, salió bien y es por mucho el más importante trabajo de toda mi carrera.



¿Porqué se te hizo importante hacer esta película?


Por muchas razones. Primero porque tenía que contar esta historia que me tomó 12 años para escribir. Quería contar una historia conmovedora. Cuando yo vi La vida Es Bella de Roberto Benigni se me antojó hacer una película así, de mucha comedia y que te toque el corazón. Puse muchos elementos de mi vida personal en la historia.


Mi personaje de Valentín en esta película tiene mucho de Eugenio Derbez, muchísimas cosas con las que me identifico. Además quería hacer una película mexicana diferente. Una película mexicana donde no hubiera balazos, ni drogas o pobreza. Quería mostrar a un México lleno de luz y llevarle a la gente una película esperanzadora, fresca e inspiracional.



¿Qué tan complicado fue fusionar el 'pop culture´ de México y Estados Uinidos? Por ejemplo, ¿aparece el personaje 'Lola La Trailera' en una de las escenas? Quizás un americano no va a entender esa referencia.


Fue complicado porque yo no quería perder la esencia de la película mexicana te voy a explicar incluso, que bueno que tocas ese tema, buscando esta universalidad que se pudiera entender en todos lados hice varios cambio. Originalmente en la primera parte era 'Lola La Trailera' la que salía. No quiero contarles mucho la historia, pero hay una parte donde se agarró un tráiler que me da un aventón. Esa primera parte era con 'Lola La Trailera' y al final en una parte muy pequeñita, era este hombre con un cara terrible el que me daba el aventón y justo por quererle llegar a un mercado más universal, no solamente al mercado latino y decidí hacer el cambio.



Uno de los mensajes de la película es que uno nunca debe perder ese niño que llevamos en nuestras almas, ¿por qué se te hizo importante darlo?


El día que pierdas el niño que llevas dentro es el día que no te permitas jugar, hacer locuras, hacer el ridículo y sacar ese niño que todos llevamos dentro. El día que lo pierdas empiezas a amargarte. Entonces de verdad nunca pierdan ese niño que llevan dentro cuando se le antoje un helado, mojarse en la lluvia, pisar un charco, disfrazarse, jugar con sus hijos. Háganlo, no crezcan el día que conserven ese niño que llevan a dentro. Los va a conservar jóvenes, los va a conservar de buen humor y van a ser mejores seres humanos y mejores padres.