Dynamo, finalista con fuerza renovada

Ha sido un año lleno de éxitos para el hondureño Boniek García y quiere culminarlo con la Copa MLS.  Foto: Cortesía

Ha sido un año lleno de éxitos para el hondureño Boniek García y quiere culminarlo con la Copa MLS. Foto: Cortesía

PUBLICADO: EST Nov 30, 2012 12:01 am EST
Aún no se jugaba la final de la MLS pero en Houston hubo fiesta. El martes 27 de noviembre los jugadores del Houston Dynamo celebraron la ceremonia de los Premios Anuales del equipo. Destacaron el mediocampista Brad Davis, que ganó su cuarto trofeo consecutivo de Jugador Más Valioso; Boniek García, que se llevó el reconocimiento de la Revelación del Año; y Bobby Boswell, nombrado el Defensa del Año. Pero más allá de que estos logros individuales son importantes, el trofeo que todos quieren en sus vitrinas es el que disputarán este sábado 1 de diciembre ante el Galaxy de Los Ángeles en la final de la Copa MLS. La confianza estuvo por los cielos en el campamento naranja y la determinación se palpaba en cada uno de los entrenamientos. La misión está clara. Regresar con la copa que el año pasado no pudieron traer luego de perder ante el Galaxy 1-0. Gran parte de esa confianza se debe a que el punto débil que el Dynamo tuvo el año pasado, cuando se midieron al Galaxy en ese duelo por la Copa MLS, hoy quizás es su mejor arma. El medio campo con el que cuenta el Dynamo es mucho más sólido cuando se compara con el del año pasado. Esta vez los angelinos van a tener que tratar de contener a Boniek García, Ricardo Clark, Brad Davis y Adam Moffat. En la final pasada, García y Davis no participaron. El segundo se perdió la final por una lesión y el primero andaba haciendo campeón al Olimpia de Honduras. Pero tampoco estuvieron Clark y Moffat, que llegaron al equipo durante la temporada regular. "Creo que somos más dinámicos en el medio campo y eso nos llena de confianza porque sabemos que podemos hacerle daño al rival de diferentes formas", dijo Davis. García será un dolor de cabeza con su buen manejo de balón, velocidad y creatividad. Davis por la izquierda es un armador peligroso y con su pierna zurda puede hacer mucho daño en jugadas de balón parado. Moffat lleva varios goles de media distancia que se han ganado un lugar entre los mejores del año y Clark es un incansable contención que recupera y sabe distribuir. "Los jugadores que tenemos en el medio campo nos dan la oportunidad de alinear de diferentes formas de partido a partido, por el talento que tienen, y eso nos permite atacar las debilidades del rival y defendernos de sus virtudes", agregó Dominic Kinnear, entrenador del Dynamo. Aunque Houston llega en mejores condiciones que el año pasado, el Galaxy es un rival de mucho peso, que además de tener la ventaja de estar ante su afición en el Home Depot Center cuenta con individualidades que en un abrir y cerrar de ojos pueden definir un partido: David Beckham, Robbie Keane y Landon Donovan. La zaga del Dynamo tendrá que cuidarse de la combinación de Keane y Donovan, que ha mostrado ser muy efectiva y que en gran parte es la responsable de que Los Ángeles esté en su segunda final consecutiva. "He estado escuchando y leyendo lo que dicen los críticos sobre cómo va a ser muy complicado que podamos contener a Donovan, Keane y Beckham y eso me motiva mucho porque es como un reto", dijo Jermaine Taylor, defensa del Dynamo.
Agrega un comentario

MÁS NOTAS